CHI KUNG

El Qigong (chi kung) tiene su origen en la más remota antigüedad de China evidencias históricas indican que durante mucho tiempo, hace más de 4.000 años, las personas utilizaban una danza para fortalecer el cuerpo, regular la respiración, activar la circulación sanguínea y a veces para curar determinadas dolencias.
Aprovechando la fecunda cultura de su país natal, el Qigong (chi kung) fue enriqueciéndose a través de la contribución de los grandes sabios filósofos chinos. El Taoísmo, el Budismo, el Confusionismo, la Medicina y las escuelas de Artes Marciales contribuyeron en gran parte al desarrollo de este arte.
En el comienzo del siglo V a.C., aparece una de las obras médicas más famosa de China, el Huang Di Nei Jing (Canon interno de medicina del Emperador Amarillo).  Esta obra incluía relatos sobre la teoría del Qigong (chi kung) y una descripción pormenorizada de algunos de sus ejercicios. Durante la dinastía Sun, en el siglo VII, un grupo de médicos chinos recopilaron una colección de curas tradicionales en un libro clásico de medicina china, sobre la evolución y síntomas de las enfermedades, el cual incluía un total de 260 métodos de Qigong (chi kung) empleados para tratar 110 tipos de desequilibrios.  Más de mil años después, una enciclopedia médica recopilada en el siglo XVIII (Colección de Libros Antiguos y Modernos), incluía el Qigong (chi kung) como uno de los principales métodos de tratamiento dentro de la Medicina Tradicional China. El Qigong se torno popular, como forma de ejercicio para mantener la salud y la longevidad.
Desde 1949, el Qigong ha recibido una amplia publicidad y promoción, a partir de esta época, surge en China la publicación de algunos ejercicios de Qigong, comúnmente conocidos como Ba Duan Jing (Los Ocho Ejercicios de Seda).
En la actualidad el Qigong, además de ser un arma de gran importancia para combatir los desequilibrios físicos, ayudando a las personas en el campo de la salud, y también utilizado para ayudar a los deportistas a mejorar su rendimiento, es también usado en las escuelas como un medio de mejorar la concentración y la memoria de los estudiantes.
Los practicantes de artes marciales, utilizan los ejercicios de Qigong para aumentar su fuerza y potencia. Los taoístas y los budistas utilizan los ejercicios de Qigong para prevenir y combatir las enfermedades.

En conclusión, el Qigong aporta varios beneficios tales como:

  • - Activa el flujo de energía vital a lo largo de los meridianos.
  • - Fortalece los órganos internos.
  • - Aumenta la longevidad, manteniendo la salud y el vigor del cuerpo y la mente.
  • - Controla el estrés, promoviendo una actitud equilibrada y relajada.
  • - Controla el flujo de la energía, regula y equilibra su funcionamiento en el cuerpo.
  • - La correcta práctica de Qigong ayuda a regular el equilibrio del sistema nervioso.
  • - Estimula la función normal de los órganos internos
  • - Ayuda al tratamiento de problemas respiratorios, digestivos y reumatológicos
  • - Estimula la concentración
  • - Produce un estado de meditación activa y tranquilidad mental

LOHAN QIGONG

HISTORIA

El sistema Shaolin Luohan, data de hace 1.500 años aproximadamente. Fue fundado por el monje Budista Tamo. Bodhidharma es considerado el fundador del sistema de budismo Chan, el cual en Japón fue llamado Zen.
Tamo nació en Sri Lanka y fue enviado a China por sus maestros para enseñar el Budismo. Llegado a China, Tamo se detuvo en un templo conocido como el Templo Shaolin, en la provincia de Henan.  Fue en este templo que pasó nueve años de su vida meditando. Como resultado de su meditación, desarrolló entre otros métodos de entrenamiento, un conjunto de ejercicios que serían conocidos como “Las Dieciocho Manos de Buda” y que se considera la fuente del Qigong y de las artes marciales de Shaolin.
El sistema Luohan es pródigo en movimientos rectos y circulares, lo que denota una cierta actividad de expresión corporal, esto se debe a que Tamo, notó que durante la meditación, la inactividad física le causaba ciertos dolores musculares y reumatismo en los huesos.  Este sistema, fue guardado celosamente por los monjes del Templo Shaolin, los cuales sólo lo enseñaban a los alumnos más avanzados, tradición que se mantiene hasta nuestros días.
En 1.800 aproximadamente, el Templo Shaolin fue incendiado por orden del emperador Ching, a causa de ser una fuerte amenaza para el gobierno. El Templo Shaolin era habitado por una clase de personas cultas, ilustres y guerreras, que causaban muchos dolores de cabeza al emperador. Durante este incidente murieron la mayoría de los monjes.  Los sobrevivientes se refugiaron en los montes del sur de China, en la provincia de Kangtung.  Uno de los monjes fue Choy Fok, que se escondió en un templo Taoísta en la provincia de Cantón. En este templo, Choy Fok tuvo como discípulo directo a un joven de nombre Chan Heung, a quien enseñó Shaolin kung-fu y el sistema Luohan Qigong.
Chan Heung, estudió con él durante veinte años. Cuando este falleció, regresó a su aldea natal, formando un sistema de kung-fu, llamado Choy Lee Fut. Chan Heung, enseñó la parte externa del kung-fu y dejó el Qigong como método secreto de familia, que fue utilizado por sus descendientes en el tratamiento de enfermos en las clínicas de Medicina Tradicional.
Actualmente, gracias al Maestro Chen Yong Fa (tataranieto de Chan Heung), este sistema fue dado a conocer fuera del ámbito de familia.  Es enseñado como método terapéutico y preventivo, de grandes beneficios para la salud.

EL SISTEMA  LOHAN QIGONG

El sistema Shaolin Luohan Qigong, está formado por una serie de ejercicios, que trabajan el desarrollo de los tres tesoros (Jing, Qi y Shen). Los cuales se relacionan respectivamente con la estructura física, la energía y el funcionamiento orgánico y además la mente relacionada con las emociones.

      En el Luohan Qigong los movimientos trabajan todas las articulaciones del cuerpo, desde los dedos del pie, hasta las manos (tobillos, rodillas, cintura, columna vertebral, hombros, codos, muñecas), permite tener una gran movilidad y flexibilidad a pesar de los años. (“bisagra que se mueve no se oxida y agua que corre no se corrompe”. Hua to, médico de la dinastía Han 25-225 D.C.).
      Mecánicamente, los movimientos de Qigong estimulan la función de los órganos (pulmones, estómago, hígado, intestinos, riñones, etc.), ya sea a través de torsiones, giros, compresiones o de una manera tan sutil como el masaje que realiza el diafragma a las vísceras en su movimiento de ascenso y descenso, durante la inspiración y expiración.
      El Luohan Qigong, cumple todas las funciones preventivas y terapéuticas de un completo sistema de Qigong, trabajando siempre dentro de los principios de la Medicina Tradicional China: estirar meridianos, masajearlos, trabajo de los san jiao, los Dan tien.  Los tres tesoros están implicados en las tres formas básicas de Luohan Qigong: Qi o energía, Jing o esencia y Shen o espíritu.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>